Psicología de la Intervención en Crisis, Catástrofes y Emergencias
Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Héroes de cuatro patas, conocemos la vida de los perros de rescate

 

¬†¬† ¬† ¬† ¬† ¬†H√©roes de cuatro patas: estos son algunos de nuestros h√©roes, aquellos animalitos que salvaron vidas y, m√°s de una vez, y a m√°s de uno de ellos, se les ha condecorado como si de unos intervinientes m√°s se tratara. ¬ŅExpresan sus emociones de fracaso cuando no consiguen el objetivo que le marca su due√Īo?

 

¬†¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Es interesante y, cuando menos, excitante ver y entender la labor que estos perros y, por supuesto, sus cuidadores, desempe√Īan. Los perros de b√ļsqueda pueden andar y correr grandes superficies de terreno mucho m√°s r√°pido que cualquier humano que quiera hacer la b√ļsqueda andando, de tal forma que las √°reas pueden ser registradas y liberadas, permitiendo a los responsables de la b√ļsqueda concentrarse en otras zonas. Parece ser que, durante la noche o bajo condiciones de baja visibilidad, un perro de b√ļsqueda rinde lo que 20 humanos.

 

          Los perros trabajan, normalmente, sin correa, a grandes distancias de sus guías y contra el viento. Estos animales están entrenados para detectar el olor humano en el aire y seguir ese olor hasta la víctima. Una vez que han encontrado a la persona accidentada, vuelven con sus guías y le indican mediante ladridos su hallazgo. El perro repetirá esta secuencia las veces necesarias para llevar al guía hasta donde se encuentra el accidentado, que pueden ser muchas veces, dependiendo de la distancia o el terreno.

 

¬†¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Suelen trabajar no s√≥lo en monta√Īa, sino tambi√©n en aludes, avalanchas, estructuras colapsadas y deslizamientos de terrenos. Muy √ļtiles, como hemos visto en los √ļltimos a√Īos, en situaciones de terremotos donde los escombros han ca√≠do y derrumbado las casas. Se merecen esas condecoraciones.

 

¬†¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Estos perros suelen vivir en casa del cuidador, con su familia, con la finalidad de crear un v√≠nculo estrecho de camarader√≠a, cari√Īo y trabajo. Y se les entrena, normalmente, tres veces por semana, con sesiones de alrededor de dos horas en cada ocasi√≥n.

 

¬†¬† ¬† ¬† ¬† ¬†¬ŅEs posible que estos animales caseros y mimados a los que se les dedica un gran tiempo de trabajo y paseo, sufran de estr√©s tal como lo siente el humano? ¬ŅNos damos cuenta cuando nuestro perro est√° triste? ¬ŅPodr√≠amos pensar que pasan por alg√ļn tipo de pseudodepresi√≥n? ¬ŅSignificar√≠a que este perro tiene dolor cuando ha perdido a un miembro de su familia? Y de ser as√≠, ¬Ņtendr√≠amos nosotros, los profesionales de la psicolog√≠a, alguna cabida y, sobre todo, alguna responsabilidad para ense√Īar al due√Īo a que ayude a que su animal se recupere?

 

          Si te haces todas estas preguntas es muy probable que tu lugar esté en el área de Intervención Piscológica en Catástrofes, Crisis y Emergencias. Consulta el máster propio de COPAO porque te interesará.

 

Firmado: Aída Herrera. Vocal de la Sección de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias del Colegio Oficial de Psicologia de Andalucía Oriental.

 

 

 

www.copao.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Politica de Cookies.